Daniel, un joven trabajador y comprometido que sabiendo que había tenido obstáculos en su trabajo en el pasado, estaba sufriendo creyendo que en cualquier momento podía ser despedido, haciendo su mejor esfuerzo todos los días para que esto no sucediera. Hasta que un día es interrumpido por el jefe de piso, quien le pide que lo acompañe a su oficina, en ese momento empieza a pensar en todos los compromisos y responsabilidades que sostiene pero a la vez, piensa en todos sus diferentes amigos que ha conocido en la empresa y las buenas experiencias que se lleva, sin pensar que en este momento su vida iba a sufrir un cambio radical...